Cómo cocinar Zarangollo Murciano

Gastronomía | 28 nov 2014

El Zarangollo es un plato típico de la Región de Murcia. Esta deliciosa receta se elabora con ingredientes de la huerta murciana. Es un revuelto de calabacín, cebolla y huevo. Te aconsejamos que cocines este plato tradicional a fuego lento en una cazuela de barro. En este post te contamos cómo cocinar Zarangollo murciano.

 

 

 Zarangollo murciano

Zarangollo murciano. Vía: regmurcia.com

 

 

Ingredientes para 4 personas:

 

  • 1 kg de calabacín

 

  • 500 gramos de cebolla

 

  • 8 huevos

 

  • Aceite de oliva

 

  • Sal

 

 

Calabacín, cebolla  y huevos.

Ingredientes. Vía: regmurcia.com

 

 

Cómo cocinar Zarangollo murciano

 

1) Lava la verdura.

 

2) Corta la cebolla en aros finos.

 

3) Pon una cazuela de barro o una sartén en el fuego con aceite.

 

4) Añade la cebolla y déjala pochar a fuego lento.

 

5) Pela y corta los calabacines en rodajas finas.

 

6) Añade los calabacines en la misma sartén.

 

7) Pon una pizca de sal.

 

8) Remueve la verdura de vez en cuando sin romperla hasta que quede muy pochada.

 

9) Bate los huevos y añádeles un poco de sal.

 

10) Añade el huevo batido a la sartén junto con el sofrito de cebolla y calabacín.

 

11) Mezcla los ingredientes hasta que el huevo quede cuajado y esté listo para servir.

 

12) Emplatar y disfrutar.

 

 

Zarangollo murciano

Sofreír ingredientes. Vía: regmurcia.com

 

 

Presentación

 

El zarangollo se puede presentar en forma de tapa o plato principal.

 

 

Zarangollo

Sugerencia de Presentación del Zarangollo. Vía: cuchilloytenedor.com

 

 

Consejos

 

Te sugerimos que acompañes este suculento plato con pan tradicional y un vino de la tierra. Es recomendable tomar el zarangollo caliente o templado.

Galería de imagenes

Suscríbete a nuestra newsletter


Comentario


No hay comentarios que mostrar en este momento.

Envianos tu comentario


Be part of club for living

La información acerca de las viviendas de esta web puede estar sujeta a errores y no tiene carácter contractual. Las superficies expresadas son aproximadas, pudiendo experimentar modificaciones por razones técnicas. La oferta puede ser modificada o retirada sin previo aviso. Impuestos y gastos no incluidos.